sábado, 12 de julio de 2008

Como el perro y el gato



Es el nuevo juguete de la casa, se llama Calcetines. Nala le persigue, intenta jugar, trata en vano ser la mamá, y aquello acaba como el rosario de la aurora, es decir, él araña, le ataca y la otra aguanta. Un par de ladridos, calcetines le mira a ella como si oyera llover, eso la desespera más.

Hay futuro en esta relación perro y gato.

4 comentarios:

FRANCISCO JAVIER DE LAS HERAS dijo...

Bueno, ya hubo un gato con botas y funcionó, por qué no puede funcionar una gata con calcetines

Antonio dijo...

Una gata con suerte.
Saludos

Miguel Berrocal dijo...

Porque es un gato, no una gata... jejeje.
Yo espero que funcione, hoy han tenido un día de reconocimiento mutuo. El gato (calcetines) empieza a permitir caminar juntos. Es un pasito de gato. Ya veremos.

Antonio dijo...

Tranqui tio, funcionará, acabarán siendo amigos, es lo bueno que tienen los animales, no piensan ... actuan, son como los niños, que unas veces los oyes decirse: somos amigos y otras se pegan por un jugete.

Un saludo

Miguel Berrocal

"Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla".

Confucio

551 AC-478 AC. Filósofo chino