jueves, 5 de junio de 2008

Un día en el Henares (14/35)


La inocencia del niño, hace que disfrute de las cosas más sencillas de la vida. Los niños también son maestros y hemos de aprender de ellos que la vida es mucho más que los problemas que nos quitan el sueño, y que lo que verdaderamente merece la pena son esos pequeños detalles.

Verónica Arriscado Rodríguez
Concejala de Educación, Cultura y Tercera Edad
Mejorada del Campo

1 comentario:

NOE dijo...

En que momento de la vida perdemos esa chispa de niño que nos hace vivir la vida tan intensamente?? Sin vergüenza, sin altruismos, sin maldad...
Me encanta ver a Hector asi...

Miguel Berrocal

"Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla".

Confucio

551 AC-478 AC. Filósofo chino